Cosas que aprendí acerca de la gente del mundo por vivir en el Caribe.

Tengo suerte de haber nacido en un lugar extremadamente turístico, el Caribe Mexicano. A lo largo de mi vida he sido capaz de conocer, e interactuar con personas de todo el mundo, todos con diferentes culturas, tradiciones, maneras de pensar e idiomas.

Esta oportunidad no sólo me ha dado amigos increíbles y recuerdos si no también me ha enseñado muchas cosas sobre la gente del mundo.

Todos estamos en búsqueda de la felicidad

Esto puede sonar como una amplia especulación o generalización, pero si hay algo que sé con certeza es que la gente está siempre en búsqueda de la felicidad. He podido descubrirlo a través de conocer gente que viaja por el mundo en busca de eso mismo. Experiencias como viajar llenan sus almas de alegría y aprender sobre otros países también les enseña sobre sí mismos internamente. Esto para muchos de los viajeros que he conocido es esencialmente lo que se convierte en combustible para seguir avanzando.

 

La gente confía en extraños

Al salir de tu zona de confort y entrar en casa de otra persona, su país, esencialmente cedes a confiar en extraños todo el tiempo. Confías en ellos con recomendaciones de lugares para visitar, confías en ellos para que te enseñen sobre sus formas de hacer las cosas, confías en ellos cuando comparten contigo su historia, confías en ellos cuando te invitan a su casa para compartir una comida por primera vez , confías en que algunas personas tratarán de protegerte de su propia gente, en su mayoría los malos, y confías en extraños que disfrutan de tu presencia extranjera en su país.

Este tipo de confianza es una prueba para mí de que todos somos capaces de vivir en armonía unos con otros sin importar las diferencias que puedan existir entre nosotros.

Los extranjeros nos ayudan a apreciar lo que nos es familiar y mundano

 Jay (de www.thriving PlantBased.com) y yo

Jay (de www.thriving PlantBased.com) y yo

Ahora este punto no se aplicará a todo el mundo, pero personalmente he encontrado que, a menudo, los extranjeros que vienen de otros países aprecian la belleza de mi país más que yo. Esto es porque están agradecidos por estar en un lugar que nunca han visto antes, y son capaces de apreciar su belleza e importancia. Su agradecimiento me ha ayudado a ser más amable y agradecida por mi hogar. Puedo simpatizar con el sentir de los viajeros y experimentar a mi país como si fuera un nuevo lugar.

Creo que es un gran regalo que tengo gracias a vivir en un lugar tan frecuentado como el Caribe mexicano.

Nunca serás la misma persona después de visitar un país diferente

Si algo me queda claro es que nuestro entorno construye nuestras existencias y nuestra existencia construye nuestro entorno. La mayoría de los viajeros que he conocido en mi lugar de residencia se sorprenden al saber que después de visitar el Caribe su perspectiva en la vida nunca es la misma que antes. Obviamente, incluso si vives en el mismo lugar toda tu vida con el tiempo aprenderás nuevas lecciones sobre la vida, pero viajar acelera ese proceso, por lo menos en mi experiencia. Todo el mundo que conozco siempre se van de aquí como personas que han cambiado para siempre.

Si vives en un lugar turístico como yo probablemente ya has aprendido algunas de estas lecciones sobre personas de todo el mundo.

Para mí, la lección más importante, sin embargo, es saber que no importa de dónde vengamos o adonde vamos, somos todos humanos y en nuestro interior todos compartimos los mismos deseos, anhelos, sueños, esperanzas y metas.

Espero que llegues a visitar el Caribe mexicano algún día o simplemente un lugar que te transforme para siempre. A todas las personas que he conocido gracias por las lecciones aprendidas.